“Queridos amigos” (3)

En medio de un ensayo nos sacamos una foto. “Correte”, me exigió un músico que colaboró aquel día con nosotros. Sin chistar me aparté un poco; ese hombre parecía muy presumido y nadie le ponía los puntos, lo cuál hizo preguntarme: Por qué a veces tus amigos dejan avanzar a personas así, por qué no hacen nada por defenderte?

Fue un ensayo pesado. Me fui sin saludar a nadie. Carlos llamó a mi teléfono, pero no lo quise atender. “Tal vez piensen que soy un desconsiderado, un idiota, tal vez me estén comenzando a conocer”. Y en los próximos días vendría lo mejor, o lo más terrible: ser firme con mis “supuestos” amigos, o simplemente decir adiós.

-No me parece muy amable ese tipo.

Carlos no pensaba igual:

-Es un buen muchacho… recién lo conocés.

-Me dejó atrás en la foto, y en las conversaciones no me incluía.

-Sos nuevo para él.

Por lo visto, para Carlos estaba todo más que bien.

-Perfecto. Debe ser cómo vos decís.

-Mañana vamos a volver a ensayar con él.

“Demonios, ese tipo se uniría al grupo!”.

-Genial. Espero que sea gentil conmigo.

-Te noto un poco susceptible, amigo.

-Tengo miedo de… de nada.

-Va a estar todo bien. Raúl no muerde.

By Pame

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: