Dulce tentación (18)

 

Sergio, apasionado, me tomó de las muñecas:

-Por fin te tengo.

Nuestros cuerpos se unieron bajo el sonido la música de la lluvia. Un rato después alguien trataba de entrar en la cabaña… Sergio y yo estábamos desnudos, bajo las sábanas traslúcidas.

Sentí miedo, incertidumbre. ¿Quién forzaba así la puerta?

Finalmente ese “alguien” ingresó.

 

cats

 

-Acá están.

Era Claudio. Estaba mojado, despeinado, con frío…

 

By Pame

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: