Dulce tentación (17)

 

El señor de la cabaña nos invitó a sentarnos a la mesa.

-Es común perderse en el bosque – señaló sirviéndonos una reconfortante sopa.

Sonó el teléfono. El señor atendió.

-Es mi familia, tengo que irme… ¿Alguien podría acompañarme?

-Cuente conmigo – respondió Claudio.

Me acerqué a la ventana. El bosque estaba mojado, oscuro. Claudio subía a una camioneta con el señor.

Sergio se acercó suavemente y me abrazó:

-¿Por qué no nos escapamos?

-No podemos… ¿A dónde vamos a ir?

 

Una_cabaa_tranquila_en_la_profundidad_del_bosque

 

-Entonces aprovechemos este momento.

Sergio apagó las luces y me empujó suavemente hacia una cama.

La noche era mágica. Lluvia, truenos, peligro…

 

By Pame

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: