Dulce tentación (10)

Sergio y yo íbamos a sentarnos a la mesa cuando oímos que se abría la reja de la casa.

-¡Es Pablo!

-¿No te avisó que llegaba hoy…?

Pablo se sorprendió al encontrar semejante desayuno:

-¿Esto es para mí?

-Sí…

Sergio, que había corrido a vestirse, apareció en la oscuridad del pasillo:

-Anoche me quedé trabajando en la maqueta…

desayuno

Pablo nos examinó con el ceño fruncido. Yo me acerqué fingiendo alegría y lo abracé:

-¿Cómo anda tu papá?

-Bien, ya te voy a contar… ahora voy a dejar la valija…

Sergio aprovechó  para tomar sus cosas:

-Me encantó lo de anoche- me susurró al oído cuando lo acompañé a la puerta.

Nuestros cuerpos se habían encontrado desesperados sobre el sofá. 

Volví a la casa. Pablo estaba comiendo unas tostadas:

-¿Para quién preparaste este desayuno?

-Esperaba que viniera mi amiga…

-¿Tan temprano?

-Sí, tenemos que practicar para…

-Ví las fotos que subió… fotos que después borró…

-Le dije que no lo hiciera, pero…

-Tu amiga es una idiota. Espero que vos no te vuelvas como ella.

By Pame

Un comentario sobre “Dulce tentación (10)

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: