Dulce tentación (5)

Me estaba descubriendo a mí misma. De lo que era capaz de hacer, de lo que no me animaba a hablar.

Una amiga vino a visitarme:

-¿Qué tal los días sin Pablo?

-Me siento muy bien… y te diría que no lo extraño.

Samantha-Fox-3

Sonó el timbre. Era Sergio, el otro compañero de Pablo, quien venía acompañado.

-¿Cómo están?

Mi amiga -sentada en el borde de la pileta- les sonrió.

El peligro y la tentación volvían a ponerme a prueba.

Samantha-Fox-3

By Pame

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: