Dulce tentación (3)

 

Claudio me estrechó contra su pecho. La lluvia y el viento batían con fuerza los árboles, las puertas, las ventanas. El clima perfecto para nuestro encuentro. En ocasiones había imaginado que Claudio podría hacerme sentir perdida. Y así era, estaba enloquecida en contacto con su piel, con su calor envolvente…

 

f47e3f8db7ead5283136337f1b7e5c04

 

-Esto no está bien -dije después algo contrariada.

-¿Qué decís?

-Me siento rara…

-Vos misma comentaste que a Pablo no le importaba lo que hicieras de tu vida.

-Pero estamos en su casa…

Claudio me soltó. Me quedé en silencio, sin moverme, mordiéndome la boca.

-Hagamos de cuenta que no pasó nada – afirmó mientras se abrochaba el pantalón.

Me sentí una gran estúpida.

 

 

By Pame

Un comentario sobre “Dulce tentación (3)

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: