Los ojos de la verdad (9)

 

Estaba trabajando en el negocio de mi familia cuando la ví caminando por la calle.

-Papá, tengo que salir.

-¿Ahora? ¿Para qué?

-Voy por unos cigarrillos.

-Estamos acomodando la mercadería.

-¡Pero papá!

 

206343_1

 

Salí del local. Me quedé detenido. Ella estaba con mi amigo. Iban tomados de la mano.

-¿Qué pasa con vos?

Mi padre me tenía agarrado del brazo.

-Si seguís así, vas a tener que olvidarte de esos viajes que querés hacer.

Volví al local como un autómata. Mi cabeza no estaba en ningún lado.

Aún no podía reponerme del trueno que había caído sobre mí.

 

By Pame

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: