La Literatura De Terror

La novela de terror, representada muy a menudo por la clásica narrativa de horror sobrenatural de procedencia anglosajona, cultiva temas, personajes y escenarios propios, casi siempre figuras sobrenaturales, como las propias del mundo de lo paranormal, o de distintas mitologías (el vampiro, el hombre lobo, el monstruo natural, también el ser mitológico maligno, el fantasma, el demonio, el zombie, las brujas). Pero el terror se nutre también, especialmente a partir de mediados del siglo XX, de elementos de la narrativa de ciencia ficción o de la novela fantástica. En las obras más modernas, pues, se amplían los registros: los extraterrestres, la amenaza nuclear, la manipulación genética, e incluso los riesgos de la contaminación ambiental.

dave

¿Querés escribir una historia de terror?

El suspense debe ser gradual hasta que llegue un momento  en el que explote. Consigue que el lector no sufra por el monstruo en sí, sino por el personaje que tanto le gusta. No acabes tu relato o tu historia con una frase lapidaria del tipo “y le encontraron en su cama con la cabeza cortada”. El terror no reside en esa frase final sino que debe dosificarse y construirse a lo largo de la novela. Puedes acabar con un final abierto pero quizá te conviene no zanjar la historia para siempre; haz que el lector piense que la amenaza o el miedo le persiguen: de esa forma, no podrá dejar de pensar en tu historia.

Fuente: Wikipedia /  http://www.escuelacursiva.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: