Poderes ocultos, XIX

Pink Floyd BPC1118A neg 9 b RT

Cuando salí de la ducha estaba un poco mareada, seguramente Peter le había puesto “algo” a la bebida que tomé antes de ducharme.

Con una bata de baño aparecí de nuevo en el comedor. Había cuatro tipos que me miraban extrañamente. Esos tipos estaban esperando por mí. ¡Dios mío!

Dejaron importantes billetes sobre la mesa que Peter se encargó de juntar con un brillo loco en sus ojos. Luis estaba en la pequeña cocina preparándose unos mates. La situación volvía a ser rara, sólo que esta vez era aún mucho más peligrosa.

-Ayudame, por favor.

Luis, que estaba sacando la pava del fuego, apenas me miró:

-Yo no tengo nada que ver.

Me dí vuelta, a punto de caer al  piso desmayada, cuando aquellos extraños se me acercaron lentamente:

-Qué bien huele tu piel.

-¿Cuántos años tenés?

-Me gustaría ser el primero.

 

*BY PAME*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: