Maldito placer (9)

892245128

Agarró un martillo y empezó a golpear el auto de un policía. Sin mediar preámbulos lo agarraron del cuello y arrastraron hasta la celda. Él simulaba estar perdido.

Resolvieron mandarlo a una institución. El tratamiento era por tiempo indefinido.

Pasaron unas semanas y fui a visitarlo. Tenía que ser cautelosa, así que mentí respecto de mi nombre. Hablé con una persona que no supo decirme dónde estaba. Le pregunté a otra y tampoco sabía. Su cama estaba desecha. Abrí su armario y solo encontré un par de cigarrillos. Una persona se acercó a mí:

– Se fue… se fue anoche.

– ¿Le dijo a dónde iba?

– Sólo me comentó que quería estar solo.

Se había marchado sin mí. Quizá él pensaba que era lo mejor, que ya no podíamos seguir juntos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: