Sabrina (4)

[Sabrina ha dejado entrar en la casa a Mariano, y ahora éste la va a meter en serios problemas]

– ¿Dónde guarda la plata?

Mariano empezó a revisar los cajones del escritorio. Un ruido de llaves retumbó en la casa, subiendo por la escalera, hasta llegar a las habitaciones. Sabrina le dijo que se fuera, que era una locura lo que estaba haciendo, pero el muchacho continuaba metiendo sus manos en el interminable papelerío.

– ¿Qué es esto…?

El dueño de la casa observó al muchacho, los cajones abiertos de su escritorio y la pollera corta de la chica.

– ¡Fue ella!

– ¿Qué estaban haciendo en mi escritorio?

– ¡Ella me dejó pasar… y después me hizo enloquecer!

Sabrina temblaba en un rincón.

 

6928cf2eda183f980b175c821b70d585

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: